El Muro de Adriano

El Muro de Adriano

01 diciembre 2014,   Por ,   0 Comments
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Hola Guerrer@s!!

Como buen inicio de semana, nos colgamos el zurrón con un buen tallo de chorizo y pan de leña y salimos de viaje. Bueno, igual no queda muy glamuroso para coger el avión. Sí, el avión, porque nos vamos nada más y nada menos que a la Gran Bretaña. De la mano de Sergio y Raquel, del Equipo Arqueológico de Numancia, nos vamos a dar un garbeo nada más y nada menos que por el Muro de Adriano!!

El Muro o Muralla de Adriano es una antigua construcción defensiva levantada entre los años 122 y 132 d.C. por orden del emperador romano Adriano para defender el territorio britano sometido a Roma, al sur de la muralla, de las belicosas tribus de los pictos que se extendían más al norte del muro, en lo que llegaría a ser más tarde Escocia. La muralla tenía como función también mantener la estabilidad económica y crear condiciones de paz en la provincia romana de Britannia al sur del muro, así como marcar físicamente la frontera del Imperio romano.

Como podéis ver en la foto que nos han mandado nuestros amigos, hoy día aún subsisten importantes tramos de la muralla, mientras que otras secciones han desaparecido al haber sido reutilizadas sus piedras en construcciones vecinas durante siglos. Curiosamente, este pasado verano se halló una letrina pequeña, el inodoro con tapa de madera más antiguo hasta ahora, en la fortaleza romana de Vindolanda. En este fuerte, además, han sido hallados los documentos escritos más antiguos de la historia de las Islas Británicas: las tabletas de Vindolanda.

Este “limes”, o frontera, se extendía a lo largo de 117 km desde el golfo de Solway, en el oeste, hasta el estuario del río Tyne en el este, entre las poblaciones de Pons Aelius (actual Newcastle upon Tyne) y Maglona (Wigton). La muralla en sí estaba construida en su totalidad con sillares de piedra. Tenía un grosor de 2,4 a 3 m y una altura de entre 3,6 y 4,8 m. Contaba con 14 fuertes principales y 80 fortines que albergaban guarniciones en puntos clave de vigilancia, así como un foso en su parte septentrional de 10 m y un camino militar que la recorría por su lado meridional.

Los pictos atravesaron la muralla en tres ocasiones, en los años 197, 296 y 367. Fue reparada y ampliada en el 209, durante el reinado de Septimio Severo, y definitivamente abandonada en el año 383. Después de su abandono los habitantes de la región reutilizaron muchas piedras de la muralla para construir granjas, iglesias y otros edificios.

Si lo veis sobre un mapa, recuerda irremediablemente al famoso y gigantesco “Muro” de Juego de Tronos, y es que, 10 años antes de comenzar a escribir los libros, durante un viaje de George RR Martin al Reino Unido, encaramado a la muralla romana en un atardecer de otoño, le llegó la inspiración mientras miraba al norte: “Uno todavía podía ver que había colinas y bosques más allá. ¿Qué enemigo podría surgir de esos bosques? Fue un momento que removió algo en mi imaginación. Ahí había una historia”.


Leave a Reply







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×