Ituero

Ituero

Hola Guerrer@s!!

Hoy, siguiendo margen derecho del río Duero, al sur de Soria y al este de los frondosos bosques de Lubia, se encuentra la población de Ituero, conformada por treinta y seis casas y una pequeña iglesia, en el que viven menos de medio centenar de personas, pero que como viene siendo habitual en Soria, se produce su repoblación en verano con motivo de sus fiestas. Aquí se celebra la gallofa, con buena parte de los vecinos recorriendo las casas del pueblo para tomar lo que ofrezcan y solicitar ayuda para la organización de los festejos. ¡Aunque a más de uno le jarrean agua desde las ventanas y balcones!

Con su entorno casi totalmente caracterizado por la repoblación de pino y un pequeño monte de encina, roble y chaparro, Ituero está situado en uno de los meandros que caracterizan su paso por esta zona de la provincia. En este lugar, antaño realengo de la jurisdicción de la ciudad de Soria, había embarcadero para salvar el curso del río.

Como decíamos, destaca su iglesia parroquial de San Pedro perteneciente a la diócesis de Osma, modesta construcción en fábrica de mampostería con refuerzos de sillería en ventanas y esquinas, que cuenta con nido de cigüeña en su pronunciada espadaña.

Martialay

Hola Guerrer@s!!

Hoy marchamos a la conquista de una pequeña localidad de 42 habitantes de la Comarca de Campo de Gomara que pertenece al municipio de Alconaba: se trata de Martialay, separada de la ciudad de Soria por la Sierra de Santa Ana. El municipio está diseminado en llano, y, era una  estación de Renfe de la línea Calatayud – Ciudad Dosante, ya en desuso.

Si por algo destaca Martialay, además de por su riquísima bollería y panadería, es por su tradicional encaje de bolillos. Precisamente, el pasado domingo se celebró el quinto Encuantro de Encajeras. Este año se reunieron unas 80 artesanas, asistiendo a sus labores minuciosas más de doscientas personas.

Al compás de los gaiteros, el mercado artesanal, paralelo al Encuentro de encajeras, permitió a los asistentes abastecerse de miel, panes y bollos, bisutería e incluso ‘merchandising’ de la localidad de la mano de estos que os escriben.

Este es un arte que parece volver a resurgir, sumándose cada vez más jóvenes al encaje artesano.

Por cierto, la fuente que aparece tras nuestros guerreros, curiosamente, se construyó antes de que incluso llegase el agua al pueblo… Y no es coña!!!

En nuestra tienda online…

Screenshot 2015-05-30 a las 10.31.24


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR