Antonio Meucci

Antonio Meucci

Hola Guerrer@s!!

Hoy os traemos a un personaje con una historia curiosa y ciertamente triste.

Probablemente, si a muchos nos preguntan quién fue el inventor del teléfono diremos que Alexander Graham Bell. Pues bien, sin desmerecer su talento, lo cierto es que en este caso fue más bien un usurpador.

El “milagroso” motor de agua español

Hola Guerrer@s!!

En la España de los primeros 70, Arturo Estévez Varela iba por los pueblos con su extraña motocicleta y un botijo siempre a mano. La moto estaba equipada con un curioso depósito. Arturo seguía un  ritual. Cuando ya había conseguido congregar al suficiente público, echaba un trago del botijo y el resto lo vaciaba en el depósito de la moto. Y después encendía el motor y ¡funcionaba! Un motor de agua que dejaba a la audiencia boquiabierta y con ganas de salir corriendo a contar a todo el mundo que habían sido testigos del prodigio.

Arturo aseguraba que no había ningún truco, excepto unas raras piedras que lanzaba también al depósito de su mágico vehículo. Arturo Estévez Varela no era un mago, ni un buhonero, era perito mercantil, jefe de un taller mecánico e inventor en sus ratos libres.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR