Boletus gigante

Boletus gigante

Hola Guerrer@s!!!

Os lo venimos avisando desde hace días y no os lo queréis creer, pero para muestra un botón…

Desde el corazón de pinares, otro de nuestros guerreros, en este caso Jose Andrés con su camiseta de Vinuesa nos enseña este fabuloso ejemplar de Boletus Edulis de nada más y nada menos 2,200 kg de peso, encontrado por uno de sus clientes a tan solo 400 metros del Centro de Turismo Rural Los Ranchales, un coqueto conjunto de casitas rurales en plena naturaleza de camino a la famosísima Laguna Negra. 

Hola Guerrer@s!!

 

Es tiempo de irnos de setas!!! Pero no penséis mal… No hablamos (en principio) de la Amanita muscaria empleada por los chamanes del Ártico y que entregaban a modo de regalo en el solsticio de invierno, llegando la gente incluso a entrar por aberturas en los techos cuando la nieve bloqueaba las puertas (¿os suena a algo?)

 

Más bien nos referimos a ese manjar sagrado que ya empleaban los egipcios en sus rituales funerales, como así lo demuestra una pintura mural egipcia de la tumba del faraón Amenemhet que data del 1.450 a.C., donde se le suponen fines curativos para realizar el gran viaje del muerto hacia la otra vida.

 

Aún así, como todo, os pedimos moderación, no vaya a ser que alguno tenga la mala fortuna de que le ocurra lo mismo que al emperador romano Claudio, que fue envenenado por su esposa Agripina intercalando porciones de la venenosa Amanita Phalloides entre porciones de la favorita de los césares, la Amanita caesarea. Para que no os la cuelen podéis leer a Plinio el Viejo, que estableció en sus escritos las primeras normas para distinguir los hongos comestibles de los venenosos.

 

Pero ante todo respetad el medio ambiente al ir a recogerlas. Ya las culturas prehistóricas empleaban los hongos y las setas como base para encender fuegos y como alimentos, tal y como se ha podido deducir de los restos arqueológicos en ropas y vestimentas hallados. Así que a vosotros (nosotros) se nos presupone tener el mismo o mayor conocimiento para hacer de la recogida de setas una práctica sostenible.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR