Marilyn Monroe

Marilyn Monroe

02 junio 2015,   Por ,   0 Comments
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Hola Guerrer@s!!

Tal día como ayer, hace 89 años, nació Norma Jeane Mortenson. Abandonó su nombre y el color original de su pelo para convertirse en Marilyn Monroe. Un mito que nos dejó demasiado pronto. Mas allá de lo que quiere recordar la historia, sus curvas, su rostro hecho arte pop por Andy Warhol o el “Happy birthday, Mister President” a J.F. Kennedy, esta mujer distaba mucho del icono de Hollywood por el que es conocida.

No sólo rubia, también compleja, no solo una actriz de éxito, también una mujer con una infancia dura de orfanatos y que consideraba el mundo de Hollywood un lugar en el que se sentía sola y no terminaba de encajar. Tras su trágica muerte, todas estas facetas de Norma Jeane Mortenson son el legado de Marilyn Monroe que, con motivo del 89 aniversario de su nacimiento, hoy repasamos.

A pesar de dar vida en la gran pantalla a mujeres rubias y superficiales y de proclamar que los diamantes eran los mejores amigos de una chica, la actriz de Con faldas y a lo loco no era nada superficial. Marilyn era una ávida lectora que contaba con títulos de Ernest Hemingway o James Joyce en su estantería. Además, tuvo como amigo íntimo al novelista Truman Capote (A sangre fría, Desayuno con diamantes), que la definía como una persona “muy insegura”, pero también “muy, muy brillante”.

Según informa The Huffington Post, Marilyn no quería encasillarse en papeles en los que el sex-apeal era el requisito fundamental. La actriz quería asumir papeles más interesantes y que la convirtieran en una profesional respetada. Para conseguirlo puso en marcha junto a su amigo y fotógrafo Milton Greene un estudio, Marilyn Monroe Productions, para darse a sí misma la oportunidad que los estudios de Hollywood no le daban.

Como la mayoría de las personas que estudiaban en el Actor’s Studio, Norma Jeane también acudió a terapias de Psiconálisis. Las notas de estas sesiones revelan muchos de los fantasmas que atormentaban a la protagonista de “Los caballeros las prefieren rubias”.

La actriz se consideraba a sí misma un ‘bicho raro’ en el celuloide americano. Prueba de ello es el título de un capítulo de su biografía ‘My Story’, titulado “¿Por qué soy una inadaptada en Hollywood?”. “Mis carencias sociales eran algo como esto, no ser capaz de reír todo el tiempo en las fiestas o no ser capaz de seguir charlando como una cotorra con otras cotorras. Pero para mí (estos errores) eran menos importantes que otras carencias sociales que yo percibía en los demás”.

“Cuando las personas están siendo sociales, no se atreven a ser humanas o inteligentes”, explicaba antes de añadir que “Ellos no se atrevían a pensar nada diferente de los que pensaban las otras personas en la fiesta. Los hombres y mujeres no solo vestían del mismo modo, sino que todas sus mentes se convertían en los mismo. Y esperaban que todo el mundo en la fiesta hablara solo de tópicos de fiesta”.

Fuente: www.europapress.es


Leave a Reply







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×