L’Escala

L’Escala

25 agosto 2014,   Por ,   0 Comments
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Hola Guerrer@s!!!

“GUERREROS POR EL MUNDO”

Un lunes más nos vamos de gira por Gaia all around the world con vosotros. Hoy nos invita a viajar nuestro guerrero Tomás, engalanado con su camiseta de “Roma envía a Escipión contra Numancia”, desde Punta Montgó, en L’Escala, de la comarca del Alto Ampurdán (Gerona).

Nuestro amigo, como bravo guerrero, decidió salir a pasear por el punto más alto de la zona mientras que Zeus y Thor bailaban claqué y el cielo se juntaba con la tierra.

Y es que en este municipio nos encontramos con las ruinas de la ciudad greco-romana de Ampurias. El poblamiento efectivo de la zona se dio alrededor del siglo IX a. C., ya en el Bronce Final. En el siglo IV a.C. un grupo de griegos, procedentes de Focea, establecen la primera colonia de Ampurias en el actual San Martín de Ampurias, entonces una isla unida por un estrecho istmo a tierra firme. Dicha colonia se trasladó posteriormente a tierra firme y, alrededor del siglo II a.C. los romanos establecieron, un poco al oeste de la ciudad griega, una nueva ciudad de planta rectangular, mucho mayor que la anterior, aunque acabarían fusionándose. Todo el conjunto, excepto la Paleópolis (San Martín de Ampurias), se abandona hacia finales del siglo III, ya que, a causa del declive del Imperio romano, la población se ruraliza y se desplaza a lugares más fácilmente defendibles.

El núcleo de San Martín fue sede episcopal visigoda y capital del condado de Ampurias hasta el siglo XI, cuando la capitalidad se trasladó a Castellón de Ampurias. Alrededor del siglo XVI el antiguo puerto de Ampurias se había llenado de sedimentos y era ya muy impracticable, por lo que un grupo de pescadores de San Martín se desplazaron a la actual localización de La Escala, fundando lo que se convertiría en la actual localidad. El núcleo fue consolidándose a lo largo del siglo XVII, consiguiendo en 1680 construir una iglesia propia para el Port de l’Escala de la vila d’Empúries. A partir de entonces experimenta un rápido crecimiento, favorecido por una inmigración comarcal atraída por los puestos de trabajo que generan la aduana marítima, la pesca, las atarazanas, el salazón, los cultivos y la exportación de vino, hasta el punto de que en 1766 La Escala se convierte en villa y capital municipal, en detrimento de San Martín de Ampurias.

Tomás, ya que estás, mándanos unas anchoas saladas, que sabemos que las de L’Escala están de vicio!!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×