Jueves La Saca

Jueves La Saca

25 junio 2015,   Por ,   0 Comments
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

“¡Nos vamos!
¡Nos vamos!

Nos vamos a la Saca, mocita salada
vamos a la Saca, juntitos mi amada,
ponte tu pañuelo y al pelo una flor,
ponte tu pañuelo moza de mi amor.

Y vendrás conmigo al monte
tras los toros a correr,
por aquella hermosa vega
soriana de mi querer,

Y verás como a la grupa
tus encantos lucirás,
y la moza más valiente
galopando tú serás!”

Esta canción y este estribillo se repetirá incesantemente desde primeras horas de la mañana hasta justo las 12 horas cuando los corrales de Valonsadero abran de par en par sus portones, dando paso a la estampa sanjuanera por excelencia, por la conjunción del toro, el monte, el caballo y el gentío. Una efímera y multicolor serpiente polvorienta cruzará la pradera de Valonsadero entre aplausos. Los toros pondrán rumbo a Soria, sin saber realmente cuántos lograrán llegar.

A pesar de que está documentado que en 1574 ya se celebraba lo que en nuestro argot festivo conocemos como €œLa Saca, debemos presuponer con lógica razón que los toros vendrían a Soria desde el primer momento que el común celebraba sus fiestas, al menos desde 1256, año del otorgamiento del Fuero.

Los toros adquiridos ya en propiedad por sus correspondientes cuadrillas, debían ser traídos intramuros de Soria, el jueves siguiente al día de San Juan. Reunidas las vacadas en San Millán, a las nueve de la mañana, tras catar los presentes el aguardiente y las pastas, los toros se podrían en movimiento. La Saca había comenzado.

La Saca duraba alrededor de 4 horas, venía al paso, y no se consideraba un festejo sino una obligación, un trabajo con contraprestaciones para los cabañeros, (personas encargados de realizar el trabajo). A la entrada de los toros en Soria le esperarían los Jurados y dos cuatros que visualizarían y comprobarían el estado del toro de la cuadrilla respectiva. La Saca había terminado sin contratiempos.

Qué lejos queda la Saca tradicional de la que hoy día se celebra, multitudinaria en gentes y en los varios cientos de caballos que, sin mucho éxito la mayoría de las veces, tratan de conducir a los novillos a los corrales de la Chata.

Ya en 1927, por culpa del mal tiempo, se retrasarían un día los actos y festejos sanjuaneros, celebrándose la Saca el viernes y así sucesivamente.

Esperemos que San Juan hable con Santa Bárbara y entre los dos encuentren una solución a este problema tan tormentoso que hemos vivido en pasados días, pero estamos convencidos que hoy el cielo hará justicia y el sol nos brindará su cara más amable.

En nuestra tienda online…

Screenshot 2015-05-30 a las 12.39.07


Leave a Reply







Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×