Bajada de Jesús

Bajada de Jesús

Hola Guerrer@s!!

Varios centenares de kilos de cohetes. Miles de adnamantinos y visitantes. Una Plaza Mayor haciendo guiños tímidos antes de apagar definitivamente las luces.

Baja el Nazareno desde la iglesia del Campanario, donde ha permanecido una semana después de la Subida, sobre los hombros de quienes subastaron los bandos por la mañana. Regresa a su ermita como cada primer domingo de septiembre, en un descenso flanqueado por las peñas y las flores. Hay murmullos en la plaza y gentes que intentan coger el mejor sitio para las emociones. La banda municipal da la salida a la procesión y un silencio inmenso se hace con la villa entera.

Dan las diez en el reloj de la plaza y una oscuridad breve precede al estallido: los fuegos artificiales y los cohetes golpean el tímpano y el pulso, haciendo eco un año más en una plaza a rebosar que aguarda la traca final. El Cristo vigila el espectáculo pirotécnico y los costaleros cumplen promesas de fe. El Nazareno, antes de volver a su ermita, se dará la vuelta como cada septiembre para mirar de frente a su pueblo. La intensidad de adrenalina y religiosidad se ha cumplido otro septiembre en las fiestas de Almazán.

En nuestra tienda online…

Screenshot 2015-09-01 a las 20.47.56

Ituero

Hola Guerrer@s!!

Hoy, siguiendo margen derecho del río Duero, al sur de Soria y al este de los frondosos bosques de Lubia, se encuentra la población de Ituero, conformada por treinta y seis casas y una pequeña iglesia, en el que viven menos de medio centenar de personas, pero que como viene siendo habitual en Soria, se produce su repoblación en verano con motivo de sus fiestas. Aquí se celebra la gallofa, con buena parte de los vecinos recorriendo las casas del pueblo para tomar lo que ofrezcan y solicitar ayuda para la organización de los festejos. ¡Aunque a más de uno le jarrean agua desde las ventanas y balcones!

Con su entorno casi totalmente caracterizado por la repoblación de pino y un pequeño monte de encina, roble y chaparro, Ituero está situado en uno de los meandros que caracterizan su paso por esta zona de la provincia. En este lugar, antaño realengo de la jurisdicción de la ciudad de Soria, había embarcadero para salvar el curso del río.

Como decíamos, destaca su iglesia parroquial de San Pedro perteneciente a la diócesis de Osma, modesta construcción en fábrica de mampostería con refuerzos de sillería en ventanas y esquinas, que cuenta con nido de cigüeña en su pronunciada espadaña.

Soldadesca de Iruecha

Hola Guerrer@s!!

Hoy nos damos un garbeo por la provincia de Soria y nos topamos con una auténtica “conquista”. Se trata de la única representación de “Moros y Cristianos” que queda en toda Soria: la Soldadesca de Iruecha!! Declarada fiesta de Interés Turístico Regional en 1991, se celebra en Iruecha en el marco de las fiestas patronales en honor de la Virgen de la Cabeza.

Navaleno

Hola Guerrer@s!!

Hoy nos dirigimos a la comarca de Pinares para visitar Navaleno, cuyo nombre deriva de “Navas de Heno”. Situado a 1.117 metros de altitud, y entre las sierras de Urbión y de Resomo por el Norte, las sierras de Nafria al Sur y Cabrejas al Este.

En Navaleno se encuentra uno de los principales hábitats micológicos de la provincia de Soria; se trata de la masa forestal de pino negral y pino albar de la comarca de Pinares. Estos pinares son muy buenos productores de Níscalo, lo que unido a la relativa proximidad de Soria a los mercados catalanes donde es muy apreciado, hace que sea la especie más importante desde el punto de vista económico de estas masas forestales.

Saltando por Numancia

Hola Guerrer@s!!

Hoy en Conquistando Soria vamos a darnos un paseo por nuestros orígenes, por el lugar que nos vio nacer. Además queremos destacar un detalle que se erige a la entrada del propio yacimiento y que muchas veces pasa desapercibido o se desconoce su verdadero origen que, ciertamente, homenajea al pueblo numantino.

Lunes de Bailas

Hola Guerrer@s!!!

El Lunes de Bailas pone punto y final a las fiestas de San Juan.

En la mañana de este último día, las cuadrillas vuelven a despertar a los vecinos ofreciendo licores y pasas al son de: “Quinto levanta, tira de la manta, Quinto levanta tira del colchón, que viene el sargento con el cinturón”.

Más tarde, comenzará el único acto religioso que se celebra en estas fiestas de origen tan pagano. En riguroso orden y formal procesión, las cuadrillas suben a la ermita de la soledad acompañados del Santo titular patronímico de cada una, para después de esta, bajar de igual modo hasta la Plaza Mayor donde se rendirá homenaje a la patrona de las fiestas. La virgen de la Blanca junto a toda su cudrilla ya espera en la plaza Mayor, en la escalinata central del Ayuntamiento.

Tanto Cuadrillas y Peñas pasan ante la patrona realizando una genuflexión al llegar frente a ella. Todas menos La Mayor y el Salvador, por ser de igual rango jerárquico.

Es justo en ese momento cuando la seriedad y recogimiento que ha acompañado durante toda la procesión de la mañana se desvanece de repente y la música que acompaña a cada cuadrilla cambia de partitura, pasando de las canciones solemnes procesionales a las típicas Sanjuaneras, para ya, sin parar a comer, recorrer cada uno de los respectivos barrios, pasando el santo por todas y cada una de las calles, los vecinos se asoman a las ventanas dando la bienvenida al santo a su domicilio. Éste será el último acto cuadrillero y ahora las cuadrillas ya pueden descansar.

Pero al común de los vecinos aún le queda un último acto festivo: recogiendo el testigo de las cuadrillas, las Peñas ambientan la bajada a las bailas.

Desde la Plaza Mayor, todos los sorianos bajan a San Polo, pradera situada junto a San Saturio, a bailar y merendar, a merendar nuevamente parte de ese toro cuadrillero eje central de la fiesta y a bailar todas y cada una de las Sanjuaneras que magistralmente interpreta nuestra tan querida Banda de Música de Soria, con su director Manuel Aceña a la cabeza.

Concluido el recital, los sanjuaneros suben cabizbajos hacia el centro de Soria, sabiendo que las fiestas tocan irremediablemente a su fin.

A las doce de la noche con el “Adiós Adiós San Juan”, ya no hay marcha atrás… Los San Juanes se terminan. Desde el Ayuntamiento, nuevamente la banda de música, vuelve a interpretar las canciones que todo sanjuanero se sabe al dedillo, la banda pone la música y una plaza abarrotada de últimos sanjuaneros pone la voz.

Las lágrimas se escapan tímidas en lo ojos de algún Jurado o Jurada, escuchando la última de las canciones. Después la traca final. Y silencio. Todo ha terminado.

Ya es Martes a Escuela, hay que esperar otro año para celebrar de nuevo los San Juanes. Unas fiestas que por mucho que te hayan podido contar jamás podrás imaginar si no las vives.

En nuestra tienda online…

Screenshot 2015-05-30 a las 12.43.00

Domingo de Calderas

Hola Guerrer@s!!!

Hoy Soria se viste de Gala en el día de más esplendor. Los sanjuaneros dejan sus ropas manchadas de vino y se ponen de tiros largos.

En 1942, en plena postguerra, se estrena una de las canciones de las fiestas más famosas, la sanjuanera “Domingo de Calderas”, cuyo estribillo, con palmas, después de “€œNo hay en España ni habrá” se sustituye con la onomatopeya “€œpan pan”, lo que les costó a los autores una sanción por la autoridad, de 25 pesetas. Creían que era para protestar por la escasez de pan.

Sábado Agés

Hola Guerrer@s!!

Continúan las Fiestas Grandes sorianas y hoy también se da una ritualística muy especial: es el Sábado Agés.

Tradicionalmente por la mañana del sábado se corrían los toros enmaromados por las calles de cada Cuadrilla, al igual que el día anterior, hasta darles muerte frente a la casa del Mayordomo o Jurado. Posteriormente el Toro Enmaromado sólo se corría el sábado, tras ser lidiado y banderillado el viernes en la Plaza, de donde era sacado a primeras horas de la mañana por mozos y mozas y de cada Cuadrilla. La suspensión que ya intentaría en 1791 Carlos IV y con posterioridad numerosos gobernantes, se llevó a cabo en 1908 por Orden del Ministro de la Gobernación, Sr. De la Cierva, que precisó de la autoridad del alcalde Ramón de la Orden para que surtiese efecto. En 1947 y 1948 las calles de Soria verán nuevamente correr los toros enmaromados en número de dos cada año, como un efímero resurgir del elemento más característico de las fiestas.

Viernes de Toros

Hola Guerrer@s!!

Si las Fiestas de San Juan tienen un día peculiar, un tanto esperpéntico, en el que el caos se hace fiesta, es el Viernes de Toros. Las charangas de cada Cuadrilla pasan por las calles de los barrios dando diana a primera hora de la mañana, la música ya no dejará de sonar en todo el día. Poco a poco , los que duermen despiertan y se preparan para el día de Fiesta. Los que aún no han pasado por casa a dormir acompañan a las Cuadrillas o esperan en los bares que empiecen los toros.

Jueves La Saca

“¡Nos vamos!
¡Nos vamos!

Nos vamos a la Saca, mocita salada
vamos a la Saca, juntitos mi amada,
ponte tu pañuelo y al pelo una flor,
ponte tu pañuelo moza de mi amor.

Y vendrás conmigo al monte
tras los toros a correr,
por aquella hermosa vega
soriana de mi querer,

Y verás como a la grupa
tus encantos lucirás,
y la moza más valiente
galopando tú serás!”

Esta canción y este estribillo se repetirá incesantemente desde primeras horas de la mañana hasta justo las 12 horas cuando los corrales de Valonsadero abran de par en par sus portones, dando paso a la estampa sanjuanera por excelencia, por la conjunción del toro, el monte, el caballo y el gentío. Una efímera y multicolor serpiente polvorienta cruzará la pradera de Valonsadero entre aplausos. Los toros pondrán rumbo a Soria, sin saber realmente cuántos lograrán llegar.

A pesar de que está documentado que en 1574 ya se celebraba lo que en nuestro argot festivo conocemos como €œLa Saca, debemos presuponer con lógica razón que los toros vendrían a Soria desde el primer momento que el común celebraba sus fiestas, al menos desde 1256, año del otorgamiento del Fuero.

Los toros adquiridos ya en propiedad por sus correspondientes cuadrillas, debían ser traídos intramuros de Soria, el jueves siguiente al día de San Juan. Reunidas las vacadas en San Millán, a las nueve de la mañana, tras catar los presentes el aguardiente y las pastas, los toros se podrían en movimiento. La Saca había comenzado.

La Saca duraba alrededor de 4 horas, venía al paso, y no se consideraba un festejo sino una obligación, un trabajo con contraprestaciones para los cabañeros, (personas encargados de realizar el trabajo). A la entrada de los toros en Soria le esperarían los Jurados y dos cuatros que visualizarían y comprobarían el estado del toro de la cuadrilla respectiva. La Saca había terminado sin contratiempos.

Qué lejos queda la Saca tradicional de la que hoy día se celebra, multitudinaria en gentes y en los varios cientos de caballos que, sin mucho éxito la mayoría de las veces, tratan de conducir a los novillos a los corrales de la Chata.

Ya en 1927, por culpa del mal tiempo, se retrasarían un día los actos y festejos sanjuaneros, celebrándose la Saca el viernes y así sucesivamente.

Esperemos que San Juan hable con Santa Bárbara y entre los dos encuentren una solución a este problema tan tormentoso que hemos vivido en pasados días, pero estamos convencidos que hoy el cielo hará justicia y el sol nos brindará su cara más amable.

En nuestra tienda online…

Screenshot 2015-05-30 a las 12.39.07


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR